lunes, 11 de febrero de 2013

Comunicación - 10 de febrero

COMUNICACIÓN

Algunas personas hablan simplemente porque piensan que el sonido 
es más soportable que el silencio. 
Margaret Halsey 

Las mujeres que hacemos demasiado necesitamos mantenernos ocupadas. Una de las maneras de mantenernos ocupadas es hablando, incluso cuando no tenemos nada que decir. No se trata de que nos encante tanto el sonido de nuestra vos. Se trata simplemente de que el silencio parece demasiado abrumador y tenebroso. 

Gran parte de nuestras vidas las hemos pasado llenándola… comiendo en exceso y llenándonos… hablando de más y llenando nuestros momentos de silencio. 
Cuando empezamos a recuperarnos, descubrimos que no necesitamos nuestras <<recetas de relleno>>. Que podemos estar con nosotras mismas en silencio. 

Cuando las personas hablan sin parar, normalmente no se están escuchando a sí mismas. 

Anne Wilson Schaef, “Meditaciones para mujeres que hacen demasiado”, Ed. EDAF, Madrid.

No hay comentarios:

Publicar un comentario