martes, 5 de febrero de 2013


AGOTAMIENTO 
Cualquier cosa que hagan las mujeres tienen que 
hacerla dos veces mejor que los hombres para ser 
consideradas la mitad, de buenas que ellos. 
Afortunadamente, esto no es difícil.

CHARLOTTE WHITTON 


Aunque alguna de nosotras odia reconocerlo, es probablemente verdad que «tengamos que hacer las cosas dos veces mejor que los hombres para ser consideradas la mitad de buenas que ellos». Y también es probablemente verdad que podemos producir a un nivel que deja a la mente pasmada. 



Lo que tendemos a ignorar es el coste. Trabajar tan duro como lo hacemos y tanto tiempo es agotador. A veces tememos darnos cuenta de lo cansadas que estamos. A veces casi parece como si nos doliese la médula de los huesos. Las mujeres tenemos un tremendo miedo a sentir nuestro cansancio. Tememos que, si nos permitimos sentirlo, nunca podríamos ponernos en marcha de nuevo. 

Mi cansancio es mío. Me lo he ganado.

Meditaciones para mujeres que hacen demasiado, Anne Wilson Schaef

No hay comentarios:

Publicar un comentario