lunes, 7 de enero de 2013

Rigidez - 7 de enero


RIGIDEZ

Los cambios [en la vida] son no sólo posibles y
predecibles, sino que negarlos es ser cómplice de un
proceso innecesario de autoconvertirse en vegetales.

GAIL SHEEHY


Parte del modo irracional de pensar de las adicciones es creer que podemos estar en seguridad si conseguimos que todo esté en orden, que todo esté en su sitio, y que se mantenga así. Gran parte de nuestra energía la gastamos en intentar contribuir a la calcificación de nuestras vidas. Desafortunadamente, los seres calcificados son frágiles y se rompen con facilidad.



Cuando nos volvemos rígidas sobre cualquier asunto, perdemos el contacto con el proceso de nuestra vida y nos salimos de la corriente de la vida; morimos. Como dice Lillian Smith, «cuando dejas de aprender, de escuchar, de mirar y de plantear cuestiones, siempre cuestiones nuevas, es el momento de morir».


¿Acaso me he muerto ya? ¿Soy una de las muertas vivientes? Lo rígido no es estable, simplemente es algo que se quiebra.

Anne Wilson Schaef, “Meditaciones para mujeres que hacen demasiado”, Ed. EDAF, Madrid.

No hay comentarios:

Publicar un comentario