sábado, 26 de enero de 2013

Intimidad - 24 de enero


Intimidad


...sólo una tierna sensación de mi propio proceso interior, 
que mantiene algo de mi conexión con lo divino.

Shelley

La intimidad, como la caridad, empieza con una misma. Si no podemos tener intimidad con nosotras mismas, no tenemos a nadie que pueda tener intimidad con otra persona.
La intimidad con nosotras mismas lleva tiempo.Necesitamos tiempo para descansar, tiempo para pasear, para estar tranquilas y para conectarnos con nosotras mismas. No podemos llenar nuestra vida de cosas y tener intimidad con nosotras mismas. Ni podemos simplemente sentarnos tranquilamente por tiempo indefinido y llegar a intimar con nosotras mismas. Debemos tener el tiempo y la energía para ser nuestras vidas y para hacer nuestras vidas si queremos llegar a tener una relación íntima con nosotras mismas.


Sorprendentemente, cuando hemos logrado esta intimidad, descubrimos nuestra conexión con los demás y con lo divino. Ninguna de estas dos cosas es posible sin la intimidad con nosotras mismas.


Intimidad... véase dentro de, y hacia mí. No me hará daño el intentarlo.

Anne Wilson Schaef, “Meditaciones para mujeres que hacen demasiado”, Ed. EDAF, Madrid. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario