lunes, 14 de enero de 2013

Creencia - 14 de enero


CREENCIA


¿Por qué tiene que ser «Dios» una monja? 
¿Por qué no una palabra... 
la más activa y dinámica de todas?

MARY DALY



Algunas de nosotras tienen dificultad con el concepto de Dios porque hemos visto a Dios evolucionar como alguien o algo estático, un mega-controlador, y francamente como a alguien nada agradable de tener cerca. Tradicionalmente hemos intentado hacer que Dios sea estático para sentirnos seguras. Pero éste es nuestro problema, no el suyo. 


¿Qué tal si consideramos a Dios como un proceso, como el proceso del universo? ¿Qué tal si empezamos a entender que formamos parte del proceso del universo? ¿Qué pasaría si nos damos cuenta de que sólo cuando vivimos lo que realmente somos es cuando tenemos la opción de ser uno con este proceso? Intentar ser cualquier otra persona, quienes pensamos que deberíamos ser, o quienes los demás piensan que deberíamos ser rompe nuestra unidad con ese proceso.

Si Dios es un proceso y yo soy un proceso, tenemos algo en común para empezar.

Anne Wilson Schaef, “Meditaciones para mujeres que hacen demasiado”, Ed. EDAF, Madrid.

No hay comentarios:

Publicar un comentario