domingo, 6 de enero de 2013

6 de enero


AUTOENGAÑO/ESPEJISMOS

Vivimos en un sistema construido sobre espejismos y, cuando expresamos nuestras propias percepciones, nos dicen que no entendemos la realidad. Cuando la realidad es un espejismo y el espejismo es realidad, no es extraño que nos sintamos locas.

Anne Wilson Schaef

Todas las adicciones están basadas en espejismos. El espejismo del control, el espejismo del perfeccionismo, el espejismo de la objetividad. La inautenticidad y la negación son los ladrillos de la adicción. Cuando participamos en cualquiera de estos espejismos, nos estamos engañando a nosotras mismas, y cuando nos engañamos a nosotras mismas, nos perdemos. ¿Por qué, entonces, encontramos el autoengaño y los espejismos mucho más atractivos que la autenticidad? Podría ser porque estamos rodeadas por una sociedad en la que el espejismo es la norma general. La negación está a la orden del día en todos los niveles de nuestra sociedad y no se apoya mucho a las «personas que dicen la verdad ».
Sin embargo, somos nosotras mismas las únicas que nos podemos engañar. Somos las únicas personas que podemos negarnos a reconocer nuestras percepciones y que podemos mentirnos a nosotras mismas. La elección de engañarnos es nuestra propia responsabilidad.


Existe un viejo dicho según el cual: «La conciencia es algo que puede dejarse pasar de largo, pero a la que no se puede impedir que siga ladrando.» A veces, nuestra conciencia hace ruidos muy divertidos para captar nuestra atención.

Anne Wilson Schaef, “Meditaciones para mujeres que hacen demasiado”, Ed. EDAF, Madrid.

No hay comentarios:

Publicar un comentario