martes, 27 de marzo de 2012

Las Enseñanzas del Caballero de la Armadura Oxidada (analizado por Carlos Velasco) 5/7


Quinta prueba: El Castillo del Conocimiento

El conocimiento silencioso
En el proceso de maduración el Caballero ya no irá en busca del poder, de la fama y el reconocimiento de los demás. Encontrará dentro de sí un poder incalculable al poner su coraje de guerrero en acción y dará un salto mortal al vacío sobrepasando el límite del pensamiento. Comenzará entonces a ver con los ojos del corazón algo más profundo que no tiene que ver con la imaginación sino con lo Real. Aprenderá a conocer de un modo directo e intuitivo sin necesidad de la palabra y alcanzará un conocimiento silencioso en el que la conciencia está expandida.

El Castillo del Conocimiento fue creado por la Fuente que es el origen de todo conocimiento
El Caballero, Ardilla y Rebeca continuaron el viaje por el Sendero de la Verdad en dirección al Castillo del Conocimiento.
Se había hecho más consciente de la necesidad de cuidar su aspecto y con ello logra una sensación de mayor libertad. Como se había desprendido del yelmo, ahora podía comer por sí mismo sin necesidad de la ayuda de los animales, lo que significa que va recuperando su autonomía.
Sam, la voz del Yo verdadero, le dice que el diseñador del castillo fue el propio Universo, que es la fuente de todo conocimiento. Se le llama Universo, Fuente o Dios, porque de algún modo hay que nombrar lo innombrable.

El conocimiento es luz que dispersará las tinieblas e ilumina el camino
El Caballero entra en el castillo acompañado de Ardilla y Rebeca.
Se encuentran con una gran oscuridad que simboliza las tinieblas de la ignorancia, también la Sombra, es decir, lo desechado y olvidado de uno y, tambien simboliza la noche oscura del alma por la que tiene que pasar para purgarse de la ambición, dependencia, angustia, ignorancia y necesidad.
Se encuentran con varias inscripciones sobre la pared, una de ellas dice: "El conocimiento es la luz que iluminará vuestro camino". Significa que cuanta más sabiduría posea, más claridad tendrá en su vida.
Al comprender y aceptar éste enigma un rayo de luz se filtró en la habitación. Este rayo simboliza un insight, es decir, el momento de toma súbita de conciencia de la solución al problema que le plantea la inscripción. En ese instante es cuando se hace la luz del conocimiento en el castillo interior del Caballero.

Había necesitado a Julieta y a Cristóbal más de lo que les había amado porque no se amaba a sí mismo
El Caballero había confundido la necesidad con el amor. Se dio cuenta que había necesitado a Julieta más de lo que la había amado. La necesidad implica carencia y el amor implica plenitud.
La relación que establecía con los demás era de necesidad y no de amor.
Aquí hallamos la clave fundamental de las enseñanzas del libro: toda nuestra existencia gira en torno al amor. Se dice que por desbordamiento de amor la Fuente hizo la Creación. Todo está hecho con la fuerza del amor.
Reflexionando sobre todas estas cosas el Caballero admite lo ciego que ha estado y llora. A continuación pasa por su mente algo que le aterroriza:
le había echado la culpa a Julieta de todos sus problemas, incluso de haberse quedado atrapado en su armadura.
El Caballero lloró aún más cuando al advertir que si no podía amarse a sí mismo no podría amar a los demás. La necesidad era una barrera que se interponía entre los demás y él. Al asumirlo, una hermosa y resplandeciente luz iluminó la gran sala del castillo, desplazando la oscuridad. Eso significa que, al vivenciar el Caballero su propia tragedia y darse cuenta de la realidad, se hace en él la luz del conocimiento, desapareciendo la ilusión y la ignorancia que le ensombrecían su existencia.

Desarrollará el Hombre Perfecto que habita en él
Ardilla mostró al Caballero un espejo muy especial que reflejaba cómo era el Caballero en realidad, éste contempló su imagen ante el espejo y se sorprende al ver una persona encantadora y vital cuyos ojos brillan con amor y compasión. Ese era su Yo verdadero. Esa imagen que reflejaba inocencia y belleza es la del arquetipo del Hombre Perfecto, Hombre Univesal o Niño Divino que en su inmanencia es pura inocencia, belleza y amor.
Ser hermoso, inocente y perfecto es su verdadero potencial que no ha podido desarrollar porque había puesto un bunker de armadura invisible entre él y sus verdaderos sentimientos durante tanto tiempo que se fue haciendo visible y permanente.
Al comprender esto, la hermosa luz brilló de nuevo, más intensamente que antes e iluminó toda la habitación revelando su secreto: la sala era gigantesca y la única del castillo. En lo simbólico significa que en el castillo interior del Caballero brilla la luz del conocimiento y que el verdadero Conocimiento es Verdad, y por lo tanto, no se puede compartimentar o dividir. Al  buscador que ha alcanzado el Conocimiento se le llama el lumínico, por la luz espiritual de origen ultraterrenal que emana de su persona. Los ángeles, que son seres de luz, despliegan sus alas sobre aquel que busca conocimiento.

La ambición del corazón da la felicidad y la que proviene de la mente la quita
El castillo tiene un patio y en su centro un gran manzano que representa el Árbol del Conocimiento. Sus manzanas son rojas y brillantes que simbolizan la culminación del ser manzano entregando su fruto en todo su esplendor.
En una losa que hay junto al manzano el Caballero ve una inscripción que dice "por esta fruta no impongo condición, pero ahora aprenderéis acerca de la ambición".
Significa que el manzano entrega la fruta porque está en la semilla fructificar y llegar a ser lo que está decretado para él, no teniendo ambiciones de ser otra cosa sino la de ser manzano.
Merlín le dice al Caballero que nacemos hermosos, inocentes y perfectos y que esas cualidades siempre están en el corazón. Eso significa que el hombre nace en estado de perfección y, según va creciendo, se aleja del estado de inmanencia y, por lo tanto, de la Fuente. La ambición del corazón es la intención sincera para retomar las nobles cualidades.
En cambio la ambición que proviene de la mente sirve para conseguir cosas materiales e información, pero no da la felicidad.
Se prometió que a partir de ahora sus ambiciones provendrían del corazón. Mientras pronuncia esa promesa, el castillo y Merlín, que eran los poseedores del conocimiento, desaparecen puesto que el Caballero ha reconquistado el conocimiento de su castillo interior.

La armadura de brazos y piernas desaparece
El Caballero se arrodilló junto a un arroyo para beber agua y se da cuenta de que la armadura que le cubría brazos y piernas se había oxidado y caído. En el plano simbólico el agua significa conocimiento y purificación. El Caballero había pasado la prueba rescatando el conocimiento después de haberse purificado de la herrumbre de la ambición.
Al desarmarse los brazos y las piernas, el Caballero se podrá manejar mejor en el mundo. Las piernas y los piés le daran mayor sentido de realidad. A través de ellos fluiran mejor las emociones y las acciones provenientes del corazón.
Con las piernas desembarazadas del peso de la armadura y con el paso firme de un joven, parte hacia el Castillo de la Voluntad y la Osadía acompañado de Rebeca, que va volando sobre su cabeza, y de Ardilla que corretea junto a sus pies. En lo simbólico, el Caballero ha liberado sus brazos, que como alas tocan el cielo, y sus piernas caminan con más soltura y firmeza sobre la tierra. El conocimiento silencioso le ha permitido comprender su realidad entre el Cielo y la Tierra.
   
7 claves para meditar:
1. ¿Diferencias entre conocimiento e información?.
2. ¿Experiencias la existencia de la Fuente?.
3. ¿Necesitas a los demás más que les amas?.
4. ¿Te quieres lo suficiente?.
5. ¿Sabes que estás hecho de las mejores cualidades?.
6. ¿Estás desarrollando tu verdadero potencial?.
7. ¿Diferencias entre la ambición del corazón y la ambición de la mente?


Fuente: http://www.psicoterapia-transpersonal.es

No hay comentarios:

Publicar un comentario