sábado, 24 de marzo de 2012

Las Enseñanzas del Caballero de la Armadura Oxidada (analizado por Carlos Velasco) 3/7



Tercera prueba: El Sendero de la Verdad

El Sendero de la Verdad
Para lograr su objetivo, consistente en desembarazarse de la armadura,  Merlín muestra al Caballero el camino por el que siempre debe transitar. Es el Sendero de la Verdad.
Recorrer ese sendero simboliza efectuar una ascensión para alcanzar su realización como ser humano. Es un camino que no puede recorrer si no actúa siguiendo un método y unas normas, y desarrollando cualidades como la autenticidad, la sinceridad y la rectitud. Si se desvía de ese camino, todo será error y oscuridad; en cambio, si lo sigue, llegará a la cima de la montaña, conseguirá liberarse de la armadura y se encontrará con la Fuente.
El Sendero de la Verdad se estrecha según va ascendiendo. Analizado en un plano simbólico, la angostura del sendero equivale a las dificultades y esfuerzos con que habrá de enfrentarse para ir desprendiéndose de los apegos que le impiden llegar al fondo de su ser.
Lo angosto y lo empinado del sendero simbolizan también el estado de constricción que siente el Caballero al estar tan cerca de la Fuente y no poder contemplarla, pues aún no se ha desprendido de todo el lastre de su armadura.

 El Caballero había seguido un sendero equivocado
El sendero desviado simboliza la huida de su centro y de la realidad por dedicarse a las batallas, matar dragones, rescatar princesas en apuros y abandonar a su familia. Este es un sendero desvirtuado lleno de cualidades negativas.

Merlín le recuerda el objetivo del viaje
Consiste en liberarse del pesado acero de su armadura, es decir, de todos aquellos impedimentos que le dificultan ser en su autenticidad.
Para ello tendrá que poner en marcha un proceso que consta de varios pasos. El primero será reconocer que lleva puesta una armadura; el segundo, poner los medios a su alcance para desembarazarse de ella.

El Caballero va tomando consciencia de su armadura muscular, emocional, psicológica y energética.
La armadura de acero que siempre llevaba puesta y no se quitaba ni para dormir representa las corazas muscular, emocional, psicológica y energética que siempre van con él.
En el plano físico, el armazón de conflictos psicoemocionales ha afectado a su cuerpo dejándole sin aliento y reduciendo sus sentidos del olfato, del oído y del tacto. Le ha insensibilizado y ya no se acuerda de cuando sintió el calor de un beso ni de cuando olió la fragancia de una flor o de cuando escuchó una hermosa melodía.
En el plano afectivo, tiene los sentimientos congelados. Prima más el centro intelectual que el centro del corazón.
En el plano energético, la armadura ha bloqueando el flujo de energía vital y se siente débil.

Los animales representan el mundo pulsional de los instintos
Los animales son los aliados del Caballero. La paloma y la ardilla le imprimen coraje y le sirven como ayudantes de campo.
Si en el plano simbólico los animales representan las pulsiones instintivas, el Caballero tendrá que conectar con su centro instintual puesto que en él ha predominado el centro intelectual en detrimento del instintual, el emocional, el sexual y el del corazón. Además de representar las pulsiones, paloma y ardilla también representan la voz de la conciencia del Caballero.
Los animales aceptan y los humanos esperan. Los animales actúan en todo momento como su instinto les dicta, sin embargo, el Caballero ha rechazado con su neurosis el sano espíritu salvaje de su instinto, alejándose de su naturaleza humana.

Sólo después de conocerse y desarmarse, se amará el Caballero
Mientras ejercía el papel de caballero, no podía amarse a sí mismo.
Centrándose en su batalla interior podrá conocerse y por lo tanto, llegará a amarse. Para esta batalla no necesita la espada ni el caballo. Los dejará, abandonando así parte de su identidad como caballero.
Desarmado de esos atributos y de su orgullo, quedará exhausto y dolorido al poco tiempo de andar por el Sendero de la Verdad.

Después de un profundo sueño, le despierta un sol luminoso. Una parte de la visera se ha oxidado.
El Caballero, agotado después de un día de viaje por el Sendero de la    Verdad, cae en un sueño profundo y reparador. Le despierta un sol luminoso. ¿Qué ha ocurrido? Parte de la visera se ha oxidado por las lágrimas de profunda pena derramadas al darse cuenta de que ha sido un mal padre para su hijo Cristóbal.
En el plano físico se le han despertado los sentidos de la vista y el tacto, que tenía ocultos, y ha conseguido sentir el rayo luminoso del sol sobre la cara y la brisa sobre las mejillas.
En el plano de los sentimientos, da muestras de haberlos reavivado gracias al rayo de luz de la ternura que siente por su hijo Cristóbal.
En el plano de lo simbólico el sol representa aquí la intuición del conocimiento porque el Caballero ha llegado a la comprensión intuitiva, ha descorrido el velo de oscuridad que cubría su cara, y ahora puede ver con más claridad la realidad.

La llave dorada que le dio Merlín, abrirá la puerta de los castillos
Merlín se quita del cuello una llave dorada y se la entrega al Caballero.
Es la llave que abrirá las puertas de los tres castillos: el del Silencio, el del Conocimiento y el de la Voluntad y Osadía, de los que no podrá salir hasta que haga suyas esas cualidades.
En lo simbólico, el color dorado de la llave quiere decir que el conocimiento del mago es puro y auténtico. La llave del conocimiento abrirá las puertas de sus castillos interiores.
También le abrirá el inconsciente, el corazón y el conocimiento de la Fuente.

Avista el Castillo del Silencio en una colina.
Un enorme castillo bloquea el sendero, por lo que obligatoriamente tendrá que entrar en él y rescatar la cualidad positiva que contiene.
La decepción que sufre al comprobar que la estructura del castillo no es tan elegante como lo eran los castillos y las damiselas de sus batallas exteriores quiere decir, en el plano simbólico, que el Caballero tiene una percepción muy pobre de su castillo interior del silencio porque en él todo es charlatanería. Le falta silencio para alcanzar un conocimiento útil y verdadero.
Ya en la entrada del Castillo del Silencio, la paloma y la ardilla le comunican que no entrarán con él. Le esperarán al otro lado del castillo, porque conocer cómo es su silencio interior es algo que tiene que averiguar el solo.

7 claves para meditar:
1. ¿Eres auténtico y sincero?
2. ¿Por qué sendero de conocimiento transitas?
3. ¿Estás conectado con tu instinto?
4. ¿Disfrutas de la vida?
5. ¿Te das cuenta de los velos que cubren tu realidad?
6. ¿Algo de tu armadura se ha oxidado últimamente?
7. ¿Tienes suficiente coraje?


Fuente: http://www.psicoterapia-transpersonal.es

No hay comentarios:

Publicar un comentario